SEAT RITMO

SEAT RITMO
Mando_de_luces_m_4ed10661337d5.jpg
Sin existencias, consultar disponibilidad
0,00 €
Notificarme cuando esté disponible
Llanta_SEAT_RITM_516bd651914fb.jpg
No hay suficientes productos en stock
LLANTAS Y NEUMÁTICOS

Llanta SEAT RITMO CL

920105
0,00 €
Notificarme cuando esté disponible
Comprar Piloto aleta SEAT RITMO 7566759 online
Disponible
SEAT RITMO ELECTRICIDAD

Piloto aleta SEAT RITMO 7566759

IPA 15300139
9,75 €
Piloto aleta SEAT RITMO 7566759 sin portalámparas en color Ambar para ambos lados (a partir del año 1982 hasta el año 1988 )

El SEAT Ritmo fue un modelo presentado en 1979 como un hatchback de cinco puertas que se planteaba como un sucesor al SEAT 124, a pesar de no parecerse en nada. El 124 cesó su producción un años después de la introducción del Ritmo, en 1980.

Este coche, al igual que la gran mayoría de SEATs hasta entonces, se basaba en un modelo de FIAT del mismo nombre, que, como solía ser costumbre, se había presentado en Italia un año antes. Como curiosidad el Ritmo fue el primer modelo de la marca cuyo nombre era una palabra y no un número. Por desgracia en España no llegaron las versiones de tres puertas y cabriolet que hubo en el mercado italiano bajo el nombre FIAT.

En 1979 el Ritmo suponía un coche realmente interesante, presentando una estética moderna, pero lo con la suficiente personalidad como para distinguirlo de algunos modelos coetáneos con los que competía en ventas, como el Talbot Horizon o el Renault 14.

A diferencia de otros modelos de la gama el Ritmo se caracterizó por tener una gran variedad de motores entre los que los compradores podían elegir. Los modelos más básicos eran los Ritmo 65, que tanto en sus acabados L y CL montaban el motor de 1.197 centímetros cúbicos que estrenaron en España los 124. Un acabado intermedio era el de los Ritmo 75, que en los acabados CL y CLX incorporaba el motor 1.438 centímetros cúbicos, que, de nuevo, ya se había usado en la gama del 124. El tope de gama era el Ritmo 100 Crono que usaba el motor biárbol de 1.592 centímetros cúbicos que ya se usó en los 124, 1430 y 132. También existió una versión diésel de 1,7 litros que fue bien acogida por economía de consumo.

Aunque el Ritmo 100 Crono era un coche realmente interesante en su momento en Italia existieron versiones Abarth del coche con prestaciones superiores como fueron los Ritmo Abarth 130 TC de motor biárbol de 1.995 centímetros cúbicos y 130 caballos.

Al igual que su sucesor el 124, el SEAT Ritmo fue un vehículo que destacó por prestar servicios públicos en muchos municipios de España, son recordados especialmente, los Ritmo marrones de la policía que hacían juego con los uniformes de los agentes en el momento y ganaron el mote de “maderos”. Otro de los papeles que desempeñó el Ritmo fue la de taxi, aunque su presencia era mucho menor si se compara con los coches de policía, y como curiosidad en Madrid fue un SEAT Ritmo el coche que vistió por primera vez la decoración blanca con banda diagonal roja que aún a día de hoy siguen luciendo.

La historia del Ritmo fue breve si se compara con la de otros modelos de la marca, como el 600 que estuvo 16 años en producción, o el 124 que duró 12 años. El Ritmo solamente se fabricó entre 1979 y 1982, esto se debe a la ruptura entre FIAT y SEAT que tuvo lugar a principios de la década de los 80. Con 118.450 unidades vendidas en tan poco tiempo podría calificarse al Ritmo como un coche exitoso, y que tuvo un sucesor directo con el SEAT Ronda, coche que inició su producción inmediatamente después del cese del Ritmo y que metió a la marca española en problemas legales por su clara inspiración en el coche diseñado por FIAT.

Javier “Javillac” Ramiro Requena