SEAT MARBELLA

Comprar repuestos y recambios originales Seat Marbella
Comprar Neumático 135 R13 online
Disponible
Inicio

Neumático 135 R13

RG-GTN1358013TGLP101
47,95 €
Neumático 135 R13 Goldline 
Aleta delantera derecha... Aleta delantera derecha... 2
Disponible
SEAT MARBELLA CARROCERIA E INTERIOR

Aleta delantera derecha SEAT Marbella 7543322

DIE3430006
49,95 €
Aleta delantera derecha SEAT Marbella 7543322 (a partir del año 1986 hasta el año 1993 ) Lado de montaje: Delante, derecha
Aleta delantera  izquierda... Aleta delantera  izquierda... 2
Disponible
SEAT MARBELLA CARROCERIA E INTERIOR

Aleta delantera izquierda SEAT Marbella 7543547

DIE3430007
49,95 €
Aleta delantera izquierda SEAT Marbella 7543547 (a partir del año 1986 hasta el año 1993 ) Lado de montaje: Delante, izquierda
Comprar Faro delantero izquierdo SEAT PANDA, MARBELLA online
Disponible
SEAT PANDA ELECTRICIDAD

Faro delantero izquierdo SEAT PANDA

IPA 11850503
46,75 €
Faro delantero izquierdo H4 & Asimétrico SEAT PANDA  , en color Blanco -Manual(a partir del año 1991 hasta el año 1993)
Comprar Faro delantero derecho SEAT PANDA, MARBELLA online
Disponible
SEAT PANDA ELECTRICIDAD

Faro delantero derecho SEAT PANDA

IPA 11850504
46,75 €
Faro delantero derecho H4 & Asimétrico SEAT PANDA, en color Blanco -Manual(a partir del año 1991 hasta el año 1993)

El SEAT Marbella tiene una historia muy peculiar. Estaba basado en el SEAT Panda, que fue el último modelo de la marca en ser un producto bajo licencia de la marca italiana FIAT. Diseñado por Giorgetto Giugiaro y presentado en ambos países en 1980, el Panda fue un vehículo que revolucionó el mercado de los compactos utilitarios. Para demostrar como cambió el mercado, en España el vehículo al que vino a sustituir fue el 133, un coche con motor y propulsión trasera que usaba mecánicas del SEAT 850.

Con casi medio millón de unidades vendidas en seis años en España, el SEAT Panda fue todo un éxito. Pero el éxito llegó en un momento delicado para SEAT, pues a principios de la década se había producido la ruptura entre FIAT y la marca española, por lo que durante un tiempo se encontró a la deriva. Uno de los acuerdos a los que llegaron las marcas fue que SEAT no podía costear diseñar un vehículo propio, pero debía modificar estéticamente los modelos de la era FIAT. Esto paso con los 127, que se convirtieron en los SEAT Fura y los Ritmo que se convirtieron en los Ronda. Con el Panda que era todo un superventas en 1986 se puso fin a su producción para dar paso al Marbella, que recibía el nombre de una localidad malagueña y de un acabado anterior del SEAT Panda, un vehículo claramente basado en el Panda con un frontal renovado siendo la mayor diferencia con respecto a su predecesor.

Para 1984 y con la colaboración del gigante alemán Volkswagen apareció en España el vehículo más moderno de la marca hasta el momento, el Ibiza. Esta primera toma de contacto con el grupo Volkswagen daría una fructífera relación que perdura hasta nuestros días, pero que en aquellos años 80 benefició a ambas partes del acuerdo.

Con el inicio de esta colaboración lentamente fueron desapareciendo todos los modelos que conservasen algún vestigio o recuerdo de la era FIAT, tratando de distanciarse lo más posible. Con la excepción del SEAT Marbella que no sólo se mantuvo en producción durante años. Lo mismo ocurrió con la versión furgoneta del Panda, la SEAT Trans, que en los tiempos del Marbella se convirtió en la SEAT Terra, nombre derivado, de nuevo, de un acabado previo del Panda.

La vida comercial del Marbella fue muy larga teniendo en cuenta la mecánica que empleaba, el motor 903 de carburación, estrenado en España a principios de los 70, y su austeridad, que ya en los años 90 destacaba no por buenas razones. El motivo por el cual el Marbella se seguía vendiendo era su bajo precio. En 1995 cesó la producción de las SEAT Terra para pasar a ser sustituidas por las SEAT Inca, prácticamente idénticas a las Volkswagen Caddy y que compartían piezas con los Ibiza de segunda generación. Esto auguraba el final de los días del Marbella, que llegaría en 1998 cuando le sustituyó el SEAT Arosa, un compacto acorde al cambio de milenio. Curiosamente, el vehículo en el que se basó el Marbella, el FIAT Panda de primera generación, gozaría de una vida comercial más larga que sus parientes españoles, fabricándose continuamente entre 1980 y 2003.

Javier “Javillac” Ramiro Requena