JEEP VIASA COMANDO

Si tienes dudas, escríbenos a: tienda@recambioclasico.com

Disponible
VEHÍCULOS INDUSTRIALES

Aforador Ebro

VEGLIA
210038 E270
54,90 €

En el Salón de Barcelona de la primavera de 1.968 se presentaron, aún en fase de prototipo, las primeras unidades del Comando comercializado bajo licencia por Viasa. La producción finalmente se iniciaría a finales de aquel mismo año, cuando la prensa especializada de la época pudo disponer de las primeras unidades, mientras que fue a principios de 1.969 cuando comenzó efectivamente su venta.

En un principio el Comando estaba disponible en tres tipos de carrocería: sin techo, con techo de lona o con techo duro de chapa, y con dos posibles motorizaciones, el diesel Barreiros C-65 o el Hurricane F-4 de gasolina, mientras que solamente estaban disponibles dos colores, el crema y el azul claro. Se mantuvo sin grandes modificaciones, más que pequeños cambios de detalle, un aumento en la gama de colores y a finales de 1.971 la modificación en los desarrollos del cambio, hasta 1.974.

En enero de 1.974 VIASA y Motor Ibérica firman un acuerdo en virtud del cual la segunda pasaría a distribuir y vender en sus concesionarios los vehículos fabricados por la primera. De esta forma los Comando pasaron a comercializarse como Jeep-Ebro y Jeep-Avia, sufriendo además una serie de cambios que en cierta medida le hicieron perder su carácter de 4x4 elegante y refinado volviéndolo de carácter más agrícola e industrial sin perder su carácter lúdico.

Las motorizaciones Perkins: El más importante de estos cambios fue la sustitución del motor Barreiros por el Perkins 4-108 que con una cilindrada de 1.760 c.c. otorgaba una potencia máxima de 61 CV a 4.000 rpm.

A mediados de los años 70 y por encargo de la red internacional de American Motors se produjeron en Zaragoza una serie de unidades para la exportación que contaban con especificaciones de los modelos estadounidenses y el motor de gasolina V-6 Dauntless.

La clave de la transmisión en un vehículo todo-terreno reside en la caja de transferencia. Ésta regula la fuerza del motor y la encauza, bien a las ruedas delanteras, a las ruedas traseras o a la tracción integral a las cuatro ruedas. Al lado de la palanca de cambios, se encuentra situada una palanca que actúa sobre la caja de transferencia. Esta palanca tiene tres posiciones: tracción en dos ruedas solamente; tracción a las cuatro ruedas, una situación intermedia de toma de fuerza para cuando se requiere fuerza motriz, antes de exigirle un esfuerzo grande al vehículo, y asimismo un tercer punto de una reductora, y que convierte al coche en una verdadera "lapa" a la hora de subir y superar obstáculos. El embrague es monodisco en seco y

su accionamiento es muy suave, y permite arrancar hasta en cuarta velocidad con la reductora. La palanca de cambios, sin embargo, es durante su período de rodaje bastante dura, y a veces solía salir algún pomo de fábrica mal limado, que no contribuía al confort del cambio, que en general es muy bueno.

El Jeep Comando HD Pero la modificación más importante en la gama llega a finales de 1.978, cuando se presenta el nuevo Comando HD – “Heavy Duti” – que, aunque exteriormente presenta pocas modificaciones, cuenta con un nuevo propulsor también Perkins, el 4-165, de 2.710 c.c. y una potencia máxima de 71 CV a 3.600 rpm. La inclusión de este nuevo propulsor provoca notables modificaciones en el vano motor, con el cambio de ubicación de algunos accesorios y además obliga a modificar el travesaño delantero del chasis para poder albergar el nuevo propulsor. Cambia también en el eje delantero a un sistema de crucetas más tradicional, eliminando el sistema de bola de sus antecesores, permitiendo disminuir así el radio de giro. Otro cambio significativo es la transmisión que pasa de un 44/9 a 45/11, aumentando significativamente el desarrollo compensado por el aumento de potencia

 

 

Product added to compare.