SEAT PANDA

SEAT PANDA
Carcasa inferior cuadro...
No hay suficientes productos en stock
ELECTRICIDAD

Carcasa inferior cuadro Seat Panda

380099 E52
0,00 €
Notificarme cuando esté disponible
Rejilla toma de aire capot... Rejilla toma de aire capot... 2
No hay suficientes productos en stock
0,00 €
Notificarme cuando esté disponible

El SEAT Panda tiene el honor de haber sido el último modelo de la marca española en haber nacido como resultado del acuerdo entre FIAT y SEAT. Este vehículo tiene la peculiaridad de haberse lanzado al mercado casi a la par que su homólogo italiano, algo que no solía ser la norma pues a España solían llegar las novedades del mundo del motor con al menos un par de años de retraso. Tanto el FIAT como el SEAT Panda se presentaron en 1980, obra del gran diseñador italiano Giorgetto Giugiuaro, cuyo talento dio como resultado un económico pero servicial utilitario al cual se ha referido como su mejor obra.

En España los planes para el Panda se empezaron a gestar a finales de 1979, cuando en la línea de producción de SEAT en Barcelona se pone fin a la producción de dos modelos que fracasaron en ventas para hacer hueco al Panda, estos coches fueron el 128 3p y el 133.

El Panda se posicionaba como el modelo más básico de la gama SEAT en 1980, siendo un paso de gigante en cuanto a modernidad con su antecesor, el 133, desterrando de una vez por todas las anticuadas mecánicas “todo atrás” e incorporando el práctico portón trasero, que varios de la gama SEAT ya presentaban.

Desde un primer momento el coche se convirtió en un éxito de ventas dado su bajo precio de compra y de mantenimiento. En su primera etapa en el mercado se presentaba en dos versiones, el SEAT Panda 35, que a pesar de emplear tracción y motor delanteros usaba el motor heredado de los 850 y 133, y el 45, que acumulaba mayores ventas y usaba el famoso motor 903 usado en los 127. Curiosamente en Italia existía aún una versión más básica, el Panda 30, de motor bicilíndrico derivado de los FIAT 126. Con el fin de que el coche pudiese utilizar gasolina de menor octanaje posteriormente apareció el SEAT Panda 40, cuyo motor 903 funciona con menor compresión.

Si en algo destacó el Panda aparte de en su enorme popularidad fue en la infinita lista de ediciones en las que se ofreció, algo muy típico en modelos económicos de los años 80. Algunas entre muchas eran la Bavaria, Black, White, Yellow, Red... Y otros acabados terminarían convirtiéndose en propios modelos derivados del Panda como el SEAT Panda Marbella y el SEAT Panda Terra, siendo esta última una especia de pick-up descapotable playero.

Una versión muy curiosa del SEAT Panda era el Panda Montaña, preparada para off road pero que estaba a años luz de lo que en FIAT desarrollarían con los Panda Sisley 4X4.

Algunos derivados del Panda fueron la SEAT Trans, versión furgoneta del Panda, o el Emelba Chato, una especie de furgón compacto desarrollado sobre la base del Panda.

La historia del Panda llegaría a su fin en 1986 con 463.418 unidades vendidas en tan sólo seis años, todo un éxito. Pero ese mismo año llegaría el sucesor, el SEAT Marbella que se inspiraba en los trazos del Panda para desarrollar otro económico utilitario que permanecería en el mercado hasta 1998.

Javier “Javillac” Ramiro Requena